Un lugar de Caracas en la red

Pendiente
de lo que pasa
en El Junquito

sábado, 3 de abril de 2010

La lámpara que no alumbra en el deporte


Por: JunquitoSite

El deporte comienza por el respeto al arbitro y no debe cargarse con tinte político, porque es un encuentro amistoso entre las partes.



video

El sábado 27 de marzo en doce asaltos se realizó la pelea por el titulo de 118 libras de la AMB, por el campeonato mundial de peso gallo entre el panameño Anselmo Moreno y el venezolano Nehomar Cermeño, desde el polideportivo José María Vargas de la Guaira. El record de los contrincantes: Anselmo Moreno, 28 victorias, 10 knout, 1 derrota y 1 empate. Nehomar Cermeño, invicto, 19 triunfos, 11 de ellos por knout.

Entre el personal profesional presente, se pudieron destacar: Arbitro de Puerto Rico Luis Pabón, Medico Dr. Ángel Sánchez Meneses, Inspectores de asalto: Mario Eduardo y Pedro Landae, Jueces: Ledis Martínez de Estados Unidos, Juriel Aguilera de Colombia y Nelson Vásquez de Puerto Rico, Anunciador oficial Fermín Espinoza, Controlador de tiempo Silvio Díaz.


El combate contó con la presencia del gobernador de Vargas José García Carneiro vistiendo una guayabera blanca, quien al lado de Don King se mantuvo en primera fila disfrutando del evento deportivo. Huáscar Barradas aperturó el evento entonando con su flauta las notas del himno nacional de Venezuela.


La narración deportiva estuvo a cargo de Diógenes Carrillo y José Gregorio Guillot a través de Meridiano Televisión. Sin embargo es necesario señalar que todo comentarista deportivo debe ser objetivo, profesional e imparcial, algo que no se vio en Diógenes Carrillo, quien descalificó a los jueces por su nacionalidad y veredicto en todo momento, y solo vio el triunfo del venezolano. En verdad nos hubiese gustado que así fuese, pero Moreno hizo mejor pelea y su rostro se mostro intacto al final, mientras que el rostro de Cermeño estaba hinchado y golpeado. La pelea fue visiblemente ganada por el panameño, éste mantuvo la defensiva durante todo el combate, mientras que el venezolano se excusó por no haber hecho un buen combate y manifestó su deseo de tener la revancha.

Definitivamente al señor Diógenes se le quemó la lampara, como comentaristas deportivo esta “ponchao”, dejo ver su tinte político en el deporte, y al final privó en él la pasión por encima de la razón, sus palabras de despedida fueron: “gracias, yo quede inconforme, Nehomar no perdió esta pelea, gracias por acompañarnos”.

No hay comentarios: