Un lugar de Caracas en la red

Pendiente
de lo que pasa
en El Junquito

viernes, 23 de enero de 2009

Secretario Adjunto de Estados Unidos critica al gobierno de Chávez


Por: Globovisión
El recién confirmado como nuevo secretario de Estado adjunto de los Estados Unidos, James Steinberg, respondió a algunas preguntas sobre la relación entre Estados Unidos y Venezuela al senador republicano por Indiana, Richard Lugar. El nuevo secretario destacó que el gobierno de Obama llevará a cabo una diplomacia clara con el país suramericano para impedir que el presidente Chávez domine la agenda regional.


“Hemos cedido terreno de juego a Chávez, cuyas acciones y la visión de la región no sirven a sus ciudadanos o personas en toda América Latina. Tenemos la intención de desempeñar un papel más activo en América Latina con un enfoque positivo, que evite dar excesiva importancia al presidente Chávez y a sus tétricos intentos de dominar la agenda regional”, dijo Steinberg en la entrevista.


CNN obtuvo este documento del Senado estadounidense. Steinberg viene en reemplazo del hasta ahora secretario de Estado adjunto, John Negroponte.


A continuación la transcripción de la entrevista:
1. ¿Cuál es su opinión sobre incrementar el nivel y la frecuencia de diálogo con representantes gubernamentales venezolanos para comenzar tentativamente nuevos programas cooperativos entre la Administración de Ejecución de Drogas (DEA) de los Estados Unidos y autoridades venezolanas?


Nuestros amigos y compañeros en América Latina buscan a los Estados Unidos para proporcionar fuerza y liderazgo sostenido en la región, como contrapeso a gobiernos como aquellos actualmente en el poder, en Venezuela y Bolivia, que siguen políticas que no sirven a los intereses de su gente o de la región. Nuestra relación con Venezuela debería ser diseñada para servir a nuestros intereses nacionales, esto significa, hablar claro sobre cuestiones de interés para los Estados Unidos, buscando la cooperación donde es importante para nosotros, tal es el caso de la lucha contra el narcotráfico.


2. En su opinión, las medidas adoptadas por el Gobierno de Venezuela han socavado el éxito del llamado Plan Colombia apoyado por Estados Unidos? ¿Cuáles son las posibles consecuencias de la política antidroga de Venezuela para la eficacia de la Iniciativa Mérida con su homólogo centroamericano y de la Iniciativa Andina?


Venezuela es uno de los principales países de tránsito de drogas en el Hemisferio Occidental. Los éxitos de la lucha en Colombia han obligado a los traficantes a cambiar sus rutas y a pasar a través de Venezuela, cuya geografía, la corrupción desenfrenada, la debilidad judicial, y la falta de cooperación internacional de lucha antidrogas lo hacen vulnerable al tránsito de drogas ilícitas. La creciente preferencia de los traficantes de drogas a transportar cocaína a través de Venezuela socava el esfuerzo global de lucha.


La nueva administración apoya tanto la asistencia a Colombia a través de la Iniciativa Andina de control de drogas (mientras actualicemos los retos adaptándonos a la evolución) y una bien diseñada y ejecutada Iniciativa Mérida. Mejores controles antidrogas y la cooperación de Venezuela son fundamentales para abordar el problema de las drogas y para mejorar la relación con sus vecinos.


3. Con lo que se conoce del presidente Chávez y su apoyo a las FARC y la supuesta relación entre altos funcionarios de la Guardia Nacional de Venezuela y los narcotraficantes, ¿tiene la administración la intención de proseguir las conversaciones directas con el presidente Chávez?


La administración de Obama tiene la intención de llevar a cabo una diplomacia clara con Venezuela, incluyendo contactos directos cuando eso sirva a nuestros intereses nacionales. Esos intereses incluyen poner fin a los vínculos de Venezuela con las FARC y cooperar en la lucha contra los estupefacientes. Durante demasiado tiempo, hemos cedido terreno de juego a Chávez, cuyas acciones y la visión de la región no sirven a sus ciudadanos o personas en toda América Latina. Tenemos la intención de desempeñar un papel más activo en América Latina con un enfoque positivo, que evite dar excesiva importancia al presidente Chávez y a sus tétricos intentos de dominar la agenda regional.


Falta ver si hay alguna señal tangible de que Venezuela realmente quiere una mejor relación con los Estados Unidos. Ninguna decisión se ha tomado con respecto a la manera apropiada y al nivel en que nos vamos a comprometer con el Gobierno venezolano.

No hay comentarios: